sábado, 8 de diciembre de 2007

La vida de los otros : gran emoción

Esta película comienza alimentando nuestro odio natural por esos sicarios de las dictaduras, en este caso, un funcionario de la policía secreta de la Alemania Socialista. Una clase completa de tortura disfrazada de convicciones de nobleza y nacionalidad. Un tipo que oculta algo, tras 40 horas ininterrumpidas de interrogatorio se doblega y da los nombres de otros "culpables". Todo esto enseñado a un grupo de alumnos como evidencia científica.

Lo interesante de esta película es que un duro funcionario de la Stasi de la RDA viaja progresiva e involuntariamente por el camino de su redención, ya que mientras vigila y elucubra acerca de las actividades subversivas de un escritor y su pareja actriz, se humaniza, llora y toma contacto con su capacidad de emocionar. Todo eso es determinante para llegar al final

Quién es bueno o malo?, a veces solo representamos un papel en la comedia de la realidad.

No quiero contar la película, pero quiero recomendarla mucho, me llegó, me violentó, me hizo llorar y eso es mucho.

1 comentario:

Rodrigo dijo...

Buenos o malos?...mmmm...tenemos que ser malos y buenos a la vez ("lucidez", definido por Aristarain en "Lugares Comunes"), por miedo, por seguridad, porque otros lo hacen o porque otros sufren por uno...manipulamos nuestra imagen para otros, para sentirse aceptado, para hacer lo que otros dicen que debemos hacer y mordernos la lengua o desarrollar un cancer por no mediar entre lo que debemos ser y lo que dicen que debemos ser....un Willy Shakespeare de nuestra época quizas escribiría :

"to be or seems to be, that's the real fucking question"

Saludos!